Caducidad de la Innovación

Caducidad de la Innovación

“El fin de una era: Segway deja de fabricar su mítico vehículo dos décadas después de su invención.”

 

“Inventado por Dean Kamen (que ahora se dedica a la fabricación de órganos humanos artificiales) y presentado al mundo en 2001, el Segway ha sido uno de los inventos tecnológicos más populares del siglo. Para bien o para mal. Dos décadas después, la empresa ha anunciado que dejarán de fabricar modelos de Segway.” (@CristianRus4 https://tinyurl.com/y933fyq7)

Al leer esta nota me surgió la pregunta, ¿cuánto dura la Innovación? Algunos dirán que no tiene principio ni fin pues es un proceso cíclico continuo.  Muy bien, pero qué pasa con los objetos o servicios que arroja dicho proceso.  ¿Es necesario meterlos nuevamente al mismo proceso o es mejor partir de “0” con una nueva solución para atender la necesidad que resolvía el primero?

Cuando estamos en la constante tarea de desarrollar soluciones para distintas marcas de consumo, donde los objetos desarrollados tienen una vida útil de corta a mediana (3 meses por mucho) este proceso es muy acelerado donde el tiempo para pensar en todo lo que desarrollamos es corto.

Regularmente partimos del planteamiento del problema, presupuesto y tiempo disponible para buscar opciones que conocemos para revisar si eso soluciona satisfactoriamente la necesidad o bien partimos del mundo de alternativas que hay en nuestra industria y en otras para llegar a una propuesta ganadora, producirla y revisar resultados.

Pero entonces la innovación y sus resultados es algo que genera respuestas por eventos. No se trata de un proceso cíclico, más bien de una serie de desarrollos que se pueden comunicar entre sí para construir soluciones distintas o similares a problemas diferentes.

Tal vez, el Sr Dean Kamen y su equipo al desarrollar el Segway lo metieron a una espiral de innovación continua cuando lo que necesitaba era enfocar por eventos y en cada hito determinar si habría que darlo de baja desde antes para reemplazarlo o bien continuar agregando modificaciones. En este caso la competencia (muy fuerte desde Asia) lo ayudó a tomar la difícil decisión de ya no fabricarlo.

Artículos relacionados

La Experiencia es la Clave

Toda crisis esconde una oportunidad detrás. Se puede afirmar sin lugar a la duda que el coronavirus va a cambiar la vida tal y como se conoce. Aquí tienes las 15 mejores acciones de marketing en tiempos del coronavirus para inspirarte: https://tinyurl.com/y7mjn9bl Nos encontramos en una situación cíclica. Más allá del conocimiento sobre la naturaleza […]

La crisis de nuestra generación es convertirnos en aire.

Nunca imaginamos tener que resguardarnos en nuestras casas durante más de 100 días y contando, repitiéndonos ”pronto va a pasar esto y volveremos a nuestra amada rutina.” Pero es un hecho, que al salir nos enfrentaremos a un mundo muy diferente al que dejamos afuera. Como en una película de Ciencia ficción, dentro de nuestra […]

“Tuve que descubrir y entender mi propia historia antes de poder escuchar y ayudar a los demás con las suyas”​. Barack Obama

Sin duda, el poder de contar historias es una de las cualidades que tienen en común los grandes líderes y visionarios. Steve Jobs decía que -sin duda, los contadores de historias son las personas más poderosas del planeta. Son ellos quienes establecen la visión, los valores y la dirección que guiarán a las generaciones por […]